Me vuelven loco las bragas de mi vecina (4)

Escrito por Golfo en Madrid

Acababa de despertarme cuando de pronto escuché que alguien llamaba al timbre. Os juro que no esperaba su visita y menos que nada más abrir la puerta, Anita me diera un empujón y se metiera en mi casa. Su cabreo era evidente y por eso empecé a sudar asún antes de oírla que de muy malos modos me pedía que le devolviera sus bragas. Al no tener defensa tarde u...

Cumpliendo un encargo (3)

Escrito por ReigDreed

Los dos chicos me seguían por detrás sin perder de vista mi culo contoneándose. Me asegure que nadie nos veía y me metí en el probador más alejado. Ellos se quedaron fuera. Como no podía ser de otra manera, deje la cortinilla sin cerrar del todo y empecé a quitarme la camisa. A través del espejo podía verles como miraban mi cuerpo cubierto solo por mi sujetador. ...

Me vuelven loco las bragas de mi vecina (2)

Escrito por Golfo en Madrid

A partir de entonces la lencería usada y los aromas íntimos de las mujeres se convirtieron en mi obsesión. Aunque difícil de creer gracias a ese fetiche me convertí en un experto en olores y eso hoy en día me da de comer, ya que cómo extraño giro del destino mi olfato se desarrolló de sobre manera y hoy en día soy “la nariz” de una casa de perfumes. Aunq...

Cumpliendo un encargo (2)

Escrito por ReigDreed

En el trabajo la mañana fue pasando aburrida. A primera hora había poca gente y eran sobre todo mujeres. Lo malo de estas tiendas es que la mayor parte de ropa es para mujer por lo que los homb...

Perfume de una rosa cálida (2)

Escrito por Febarsal

PARTE SEGUNDa
Quedé (como dicen las niñas y niños pijos ahora) anonadada. La lectura de la carta de mi ex Fernando me superaba. Sin embargo una luz brillante iluminó mi mente. Las miradas a mis marcados y bien formados glúteos por los vecinos de mi casa y del barrio, fue el origen de esa claridad.

Me vuelven loco las bragas de mi vecina

Escrito por Golfo en Madrid

Soy culpable de tener un fetiche. Mucha gente no comprende que la sexualidad se puede vivir de muchas maneras y el hecho que alguno de nosotros disfrutemos de un modo diferente no significa que seamos unos pervertidos. Hay personas que pierden la cabeza por la sensualidad de unos pies desnudos, otras les vuelve loco exhibirse ante desconocidos… y no por ell...

Cumpliendo un encargo

Escrito por ReigDreed

¡Hola a todos! No he podido resistirme a contarles como viví mi experiencia cumpliendo un encargo, de un hombre que me pidió algo muy íntimo. Me llamo Carmen y tengo 35 años. Siempre he sido una mujer muy ardiente y morbosa. Por eso cuando conocí esta web pensé que era perfecto para mí. Nunca pensé que vender mis prendas más íntimas podía resultarme tan exc...